Luis Benjamín Y. cometió el delito de violación contra una mujer de 28 años con el 75 % de discapacidad intelectual. Así lo demostró Fiscalía ante un Tribunal de Garantías Penales del Azuay, que lo sentenció a veintinueve años y cuatro meses de privación de libertad y al pago de una reparación integral a la víctima.

En la audiencia de juicio, que culminó el 5 de mayo, el fiscal Trosky Serrano expuso que Luis Benjamín Y. (vecino de la agraviada) aprovechó que, la noche del 6 de enero de 2018, la madre de la víctima salió del domicilio, ubicado en la parroquia Guarainag del cantón Paute, para llegar y patear la puerta, intentando abrirla.

Al escuchar los golpes, la víctima abrió para ver qué sucedía, lo que fue aprovechado por el ahora sentenciado, que la llevó a la fuerza hasta el interior del inmueble, donde la violentó sexualmente en presencia de su hermana, quien también tiene discapacidad intelectual.

La mujer contó lo sucedido a su mamá y denunciaron al agresor en Fiscalía. Tras varias diligencias investigativas, Luis Benjamín Y. fue detenido.

Para demostrar la responsabilidad del acusado, Fiscalía presentó el testimonio anticipado de la víctima, quien reconoció plenamente al agresor. Además, los testimonios de la madre y de la hermana de la víctima.

En su intervención, el perito que levantó el informe psicológico concluyó que la mujer está en capacidad de hacerse entender, que su relato tiene credibilidad y que, como consecuencia de los hechos, sufre de estrés postraumático.

Además, fueron presentados los testimonios del médico legista que practicó la valoración ginecológica a la víctima y de la trabajadora social, a quien la víctima le narró los hechos.

Dato jurídico

El delito de violación está tipificado y sancionado en artículo 171, numeral 1, del Código Orgánico Integral penal (COIP), que sanciona el delito de violación con pena privativa de libertad de diecinueve a veintidós años. En este caso, la pena se aumentó, porque los jueces consideraron agravantes.

Foto referencial: Fiscalía