Guillermo Lasso, fundador y líder del movimiento Creando Oportunidades, CREO, asume este lunes 24 de mayo, la presidencia de la República ofertando gobernar para los 17 millones de ecuatorianos y lograr un “país del encuentro”.

Ese será su primer reto, conciliar a un país dividido donde el 47.64 por ciento votó por su contendor, Andrés Arauz, y se pronunció por seguir en el camino socialista para el Ecuador, iniciado en el 2007 por Correa.

Según Polibio Córdova, principal de la firma Cedatos, “hay mucha confianza ciudadana en el nuevo Gobierno”. Un 45 por ciento de ecuatorianos considera que al país le irá mejor en los próximos cuatro años de gobierno de Lasso, mientras un 55.4 se muestra optimista del futuro.

El flamante presidente, que puso fin a 14 años de hegemonía política del correísmo, deberá cumplir con su compromiso de reactivar la economía, bajar las cifras de desempleo y subempleo, incrementar el salario básico de 400 a 500 dólares, enfrentar la inseguridad y el narcotráfico.

En lo económico, el camino se presenta muy árido para Lasso pues iniciará su gobierno con el 60 por ciento de los ecuatorianos en el desempleo, subempleo y precariedad laboral, según el director del Observatorio Fiscal, Jaime Carrera. La canasta básica se ubica en 700 dólares mensuales, miles de empleados sobreviven con un salario de 400 dólares mensuales; 30 de cada 100 ciudadanos, en línea de pobreza, cuentan con 84 dólares y un 15 por ciento en extrema pobreza, tienen un escueto ingreso de 47 dólares al mes.  “Ecuador ha retrocedido 10 años en su ingreso per cápita”, enfatizó el analista.

Según Carrera recuperar la inversión total de la economía será una tarea difícil para el próximo gobierno. Al cierre del 2020 la inversión interna y externa se redujo en seis mil millones de dólares (6 por ciento del PIB), y para recuperarla “necesita por lo menos una inversión anual de 30 mil millones de dólares (30 por ciento del PIB), para paliar la crisis.

Con cerca de 417 mil contagiados y más de 20 mil fallecidos, según cifras oficiales, las medidas de bioseguridad para contrarrestar la pandemia de la covid-19 agudizaron la crisis económica del país. Por lo tanto, la reactivación parte de la oferta de Lasso para vacunar a nueve millones de personas en sus primeros 100 días de Gobierno.  “La vacunación es prioridad. “Vamos a firmar un acuerdo de provisión de vacunas Sputnik V con Rusia para fortalecer nuestro plan” anunció Lasso hace pocos días, luego de conseguir la aceptación del gobierno ruso para venderle sus vacunas al Ecuador.