La nueva ministra de Salud Pública, Ximena Garzón anunció que en su gestión se priorizarán cuatro ejes estratégicos: Plan de Vacunación y control de la pandemia por la COVID-19, construcción del Plan Nacional de Salud (para fortalecer la prevención primaria y la atención del primer nivel de atención); erradicación de la desnutrición infantil y atención a enfermedades agravadas por la crisis sanitaria.

Señaló, además, que la vacunación se encuentra en la etapa de transición entre el 24 y el 30 de mayo.  De acuerdo a la planificación, este 26 de mayo se retomará el proceso que prioriza a los adultos mayores que residen en centros geriátricos y a sus cuidadores o en sus domicilios; personas con enfermedades crónicas priorizadas (cardiacas o respiratorias graves, por ejemplo); así como el personal y trabajadores de salud que aún no se ha sido inmunizados, entre otros sectores.

Para ello, se activarán brigadas móviles a escala nacional, empezando por los cantones de mayor incidencia y mortalidad de la COVID-19.

En los próximos días se presentará el nuevo Plan de Vacunación, que iniciará el 31 de mayo en 3 fases: Salvamos Vidas, Nos Cuidamos y, Nos Reactivamos.

En cuanto a la pandemia, la nueva administración apunta a reforzar las estrategias de vigilancia, detección y rastreo de casos, ampliación del número de pruebas diagnósticas. Además, la mejora y equipamiento de la atención hospitalaria para responder a la demanda y reducir la internación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y el cuidado mental del personal de salud.

La ministra Garzón, asimismo, se refirió a algunos temas que son urgentes dentro de la hoja de ruta. Entre ellos, el Sistema Nacional de Salud, que será fortalecido, en alianza con universidades, gremios de profesionales, investigadores, colectivos sociales y más actores; a fin de realizar un diagnóstico de la salud pública y construir de forma participativa y consensuada, políticas públicas. Además, se revisará el Plan Nacional de salud y se elaborará el plan decenal.

Otro tema de importancia es la desnutrición infantil, al respecto se destacó que es un compromiso adquirido con el presidente de la República, Guillermo Lasso, debido a los preocupantes indicadores que tiene el país. En ese sentido, los cooperantes internacionales, técnicos y financieros, serán aliados fundamentales.

Estamos seguros que con el apoyo de la ciudadanía transformaremos el Sistema de Salud Pública del Ecuador y lograremos construir el Plan Nacional de Salud, con el único objetivo de servir con dignidad y transparencia a nuestra razón de ser los ecuatorianos”, finalizó la ministra Garzón.